Las verdades sobre los antioxidantes

Algunos conceptos que existen y se escuchan de ellos son falsos. Vamos a comprobarlo.

La primera de estas ideas es la de cuantos más, mejor, pero la medicina mediante ciertos experimentos ha demostrado que todo alimento o sustancia que se consuma en dosis muy altas tienen efectos adversos en nuestro cuerpo.

La segunda idea es que cualquiera sirve, cosa incierta. Los antioxidantes pueden ser tioles, fernoles y aminas, siendo cada una totalmente diferente, por lo que las funciones de cada uno son distintas y hay que escoger el más adecuado para cada enfermedad. Si lo que queremos es prevenir, poca cantidad de todas sería lo adecuado.

La tercera sería la de los productos naturales son mejores.  En general los naturales son mejores que los que están hechos mediante reacciones químicas, pero en cualquier caso, los dos tienen el mismo efecto ya que se trata de la misma molécula.

Y por último, lo curan todo.  Y es que por muchas esperanzas y perspectivas que se depositen en los antioxidantes, ha quedado demostrado que no pueden curarlo todo, después de muchos estudios en la prevención y progresión de enfermedades no se ha llegado a un resultado claro. Pero si se sabe cierto que tiene algunas características beneficiosas como son sus propiedades neuroprotectoras.

Esta entrada fue publicada en salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s