Influencias de la Alimentación en el Autismo

Una reconocida característica de los niños con autismo (o T.E.A) es la anormal conducta alimentaria. Estos niños desde edades muy tempranas (1 año) se muestran lentos al comer, malos comedores y les cuesta mucho aceptar la comida sólida. A medida que crecen sus hábitos  se hacen muy difíciles de cambiar y no aceptan comidas nuevas por su color o textura o forma, tienen dificultades para masticar, les cuesta aprender a usar el vaso… A los 5 años el 10% de niños con T.E.A tienen alguna alergia alimentaria y debido a sus restricciones suelen generar déficits nutricionales importantes. Es por eso que si el niño tiene características como estas el pediatra debe considerar el diagnóstico de T.E.A.

Investigaciones recientes han descubierto que los componentes que más afectan a la mala absorción intestinal de estos niños son el gluten y la caseína.

autismo

El gluten es un conjunto proteico que se encuentra en los alimentos que provienen del trigo y otros cereales (avena, arroz…) mientras que la caseína es una fosfoproteína presente en la leche y sus derivados. Esta intolerancia se debe a un fallo enzimático de la peptidasa del intestino que impide la correcta transformación de estas proteínas. Como resultado se obtienen trocitos de gluten y caseína mal digeridos llamados péptidos. Estos péptidos atraviesan la pared intestinal debido a una permeabilidad intestinal demasiado elevada que presentan los afectados de T.E.A. Estos péptidos pueden llegar al cerebro y fijarse a los receptores que están destinados a los neurotransmisores, modificando el comportamiento cerebral. Es por eso que en las dietas para autistas se busca suprimir poco a poco las cantidades de leche y cereales con gluten. La leche puede sustituirse por leche de soja o de almendras, las cuales no impiden un crecimiento normal del niño.

Este cambio en la dieta conlleva grandes progresos en algunos aspectos de los niños autistas. Estos niños suelen ser hiperactivos, dormir poco, prestar poca atención, tener dificultades con el lenguaje,… y la nueva dieta mejora (en mayor o menor medida) estos problemas. Gracias a ellos la vida de las personas con T.E.A y sus familiares han mejorado mucho, aunque los psicólogos adviertes que esto solo corrige aspectos físicos del paciente, y que el autismo está unido a un retraso mental, el cual aún no tiene cura.

Esta entrada fue publicada en salud y bienestar, sociedad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Influencias de la Alimentación en el Autismo

  1. Andrea Saez dijo:

    Que curioso es que la comida pueda afectarnos de esa forma! Menos mal que se investiga y mejora en ese aspecto! Muy buen blog 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s