¿CUÁL ES LA MEJOR OPCIÓN? BEBIDA DE SOJA O LECHE DE VACA.

Por un lado la bebida de la soja (erróneamente llamada muchas veces leche de soja) se ha convertido en una bebida popular en nuestra sociedad, en gran medida debido al impacto televisivo que ha asociado su consumo con la salud y el bienestar. Por otro lado, la leche de vaca la podemos encontrarla entera, semi o desnatada.

 ASPECTOS POSITIVOS DE LA BEBIDA DE LA SOJA
  • Contiene menos ácidos grasos saturados.
  • Su carencia en lactosa sólo puede ser considerado como aspecto positivo para las personas que le tengan intolerancia.
  • Igualmente, aquellas personas con alergia a las proteínas de vaca pueden beneficiarse del consumo de esta bebida.

ASPECTOS POSITIVOS DE LA LECHE DE VACA

  • Las empresas la comercializan con:
    • Toda su grasa (entera), aporta alrededor de 3g de grasa.
    • Parcialmente desgrasada (semidesnatada) entre 1 y 1,5g.
    • Totalmente desgrasada (desnatada), 0,2-0,3g por cada 100 ml .
  • Por composición nutricional, la semidesnatada es la más similar a la bebida de soja y tiene la ventaja de que no es preciso adicionarle:
    • Calcio ya que lo contiene naturalmente
    • Tampoco se le añaden aditivos, aromas ni azúcar.

 

ASPECTOS NEGATIVOS DE LA BEBIDA DE LA SOJA

  • Es común adicionarle otros ingredientes para hacerla más parecida a la leche de vaca (se añade calcio y quizás vitaminas A y D).
  • Para mejorarle su palatabilidad o sabor (se añade azúcar, aromas, espesantes y otros aditivos).
  • Nutricionalmente, la bebida de soja aporta unas 40 kcal por cada 100 ml, alrededor de 3g de proteína, una media de 2 g de grasa (poliinsaturada en su mayoría) y entre 3-4 g de carbohidratos. Esta última característica se vende como una ventaja, pero la ventaja es únicamente para los intolerantes a la lactosa.

 

ASPECTOS NEGATIVOS DE LA LECHE DE VACA

  • Como aspectos negativos destaca su peor perfil lipídico (aunque no sería tal si optáramos por leche desnatada)
  • La presencia de este disacárido para aquellos intolerantes a la lactosa.

Con toda esta información podemos llegar a la conclusión que si se es una persona sana, sin problemas digestivos, mi opinión al respecto es que la opción más interesante es la leche de vaca y si la escogemos desnatada, mejor todavía. En cambio, ante diversas situaciones como si se es intolerante a la lactosa, si se tiene alergia a las proteínas de la leche de vaca o si se padecen problemas de colon irritable o enfermedad de Crohn sí que es aconsejable evitar la leche de vaca y sus derivados. En este caso y ante esta comparativa la mejor opción es la bebida de soja (aunque también existen otras bebidas alternativas como de avena, de nueces, de arroz… )

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s