Aumento de los bulos

En los últimos años se han aumentado los bulos y efectos sobre la salud de algunos alimentos, lo que ha repercutido en la venta de éstos y en la mala reputación.

La responsable del Grupo de Biología Funcional de Bacterias Lácticas del CICAL (CSIC), Carmen Peláez, advierte de que «es el rigor el que debe imperar en la información que se trasmite sobre el efecto que cierta alimentación puede tener sobre la salud». El aumento de información a través de los nuevos «mass media» y redes sociales ha incrementado la información, una información cada vez más demanda porque «el consumidor esta ahora muy interesado en la relación entre alimentación y salud».

Y es que ahora se consulta antes con un amigo o con Internet que con el médico, lo que conlleva falsos bulos y por tanto una repercusión en la reputación de un alimento.

De sobra son conocidas las informaciones contradictorias sobre productos como

-el huevo por un erróneo conocimiento en su relación con el colesterol.

-el chocolate, un placer prohibido para las dietas dependiendo de dónde se lea la información.

-la carne roja, un alimento necesario por su alto contenido en hierro que últimamente relacionan.

Estos solo son algunos productos de una lista interminable.

Esta entrada fue publicada en curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s